MODO INCÓGNITO

En Modo Incógnito te contamos casos concretos en los que el ecosistema público y privado de innovación, ciencia y tecnología logra realizar algún desarrollo tecnocientífico especifico que tiene impacto en necesidades concretas de la sociedad.

El anonimato del narrador se mantiene para evitar la falacia Ad Verecundiam, uno de los fundamentos de la metodología científica que busca dar mayor importancia a los argumentos y a las evidencias científicas que a quien los enuncia.

¡Mirá a continuación todos los contenidos de este segmento!

.
Tras de más de 30 años de investigación, científicos del CONICET, liderados por el Dr. José Mordoh, desarrollaron una vacuna contra el melanoma, el más dañino de los tipos de cáncer de piel. Participaron del estudio Ana Mordoh, de la  División Dermatología del Hospital de Clínicas “José de San Martín” de la UBA; Mariana Aris y María Barrio, del  Centro de Investigaciones Oncológicas de la Fundación Cáncer; Ibel Carri, del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la Universidad Nacional de San Martín; Alicia Bravo, del IIBBA; Enrique Podaza del Instituto Englander de Medicina de Precisión de Estados Unidos; Juan Carlos Triviño Pardo, de los Sistemas Genómicos del Grupo Biomédico ASCIRES de Valencia, España;  y Gerardo Rubén Cueto, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

Para la investigación, desarrollo y producción de esta vacuna fue necesaria la colaboración entre el CONICET (Institutos IIBBA y Leloir), el Laboratorio Cassará, La Fundación Sales, la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación y el Instituto Nacional del Cáncer.


.
Científicos del CONICET, liderados por Verónica Lassalle, lograron desarrollar un nuevo protector solar que también funciona como repelente de mosquitos.

El equipo que llevó adelante esta innovación científica estuvo integrado por investigadores del Instituto de Química del Sur (INQUISUR) perteneciente al CONICET y a la Universidad Nacional del Sur, junto a referentes de la empresa Peñenwen Cosmética Natural.


.
Científicos argentinos desarrollaron el primer mamógrafo no invasivo diseñado para operar con luz infrarroja que no comprime ni estira las mamas. De este logro participaron científicos de Bionirs, empresa de base tecnológica creada a partir de la asociación entre el CONICET y la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN).


.
Alicia Lorenti, científica argentina del Laboratorio Cassará logró -junto a su equipo- extraer células de la propia piel de pacientes para elaborar nueva piel de manera in vitro y así desarrollar láminas de piel completas para sustituir las partes de piel dañadas, ya sea por quemaduras graves o úlceras cutáneas, en el propio paciente.


.
Un equipo de especialistas de la Comisión Nacional de Energía Atómica, encabezado por la científica Marianela García Alba, trabajan en la aplicación de una técnica que logra esterilizar a los mosquitos Aedes aegypt, transmisores del dengue.  De este proyecto participan la División Aplicaciones Agronómicas de la CNEA y la Planta de Irradiación Semi Industrial (PISI) del Centro Atómico Ezeiza.


.
Desde hace un tiempo existen técnicas para medir la actividad cerebral como el electroencefalograma o la resonancia magnética. Pero lo novedoso es que empresas y universidades están llevando esto a otro nivel, creando interacciones cada vez más íntimas entre el cerebro y las máquinas para controlar dispositivos con el pensamiento. Pero si se puede interpretar nuestra información mental de manera cada vez más precisa, ¿Cómo lograremos asegurar la privacidad de nuestros pensamientos?